En este espacio encontraras diversos recursos de nuestros colaboradores, artículos, notas de ínteres.

Se imaginan una maratón  con temperaturas elevadas y con personas tal vez no muy preparadas para semejante desafío. Bueno probablemente  estén cansados y unos siendo empujados y otros hasta gateando, justo esa es la imagen que se me viene a la mente cuando hablamos del año escolar y nos referimos al el último periodo escolar,  TODOS están realmente cansados desde los maestros, niños y padres, todos en cierta forma van haciendo su último esfuerzo  para terminar el año.

Durante el último periodo escolar, es importante tener en cuenta que los estudiantes están cansados,  además están con la constante presión de los profesores y padres. “Ya es el último empujón, cuidado se quedan, cuidado nos arruinan las vacaciones por tener que ir a presentar”  Y además los chicos tienen que lidiar con el cansancio de los profesores y los padres, y probablemente con un poco menos de paciencia por parte de ambos.  El ambiente navideño se siente y la emoción de estar en vacaciones  no escapan de este fin de curso.  Por lo que es importante estar preparados para este periodo. Algunas recomendaciones que pueden aplicar son las siguientes:

1-    Organizar el tiempo: Es importante organizar los espacios de trabajo, estudio además de la recreación. Ya que esté último periodo comienzan un sin fin de actividades.

2-    Mantener un ambiente positivo: Es ver el vaso medio lleno y no medio vacío, eso en definitiva motiva hacia adelante y hacer el mejor esfuerzo.

3-    Mantener horarios sanos: Mantener las rutinas, no explotar el tiempo pero si aprovecharlo. Horas de comida y sueño deben de ser prioridad.

4-    Paciencia:  Es fácil perder el control en este periodo, pero eso solo hará empeorar la situación. Así que a tomarse unas buenas dosis de paciencia, y motivados en que pronto van a descansar.

Cuando por fin suena esa última campanada para salir a vacaciones, mágicamente la energía vuelve en todo su esplendor, los vientos navideños ya se sienten y lo menos que queremos saber es sobre notas, libros, cuadernos o profesores. Y claro es un muy buen merecido descanso.   Personalmente siempre recomiendo que esas vacaciones de Diciembre son necesarias, es decir entiendo que hay chicos que tengan que ir a presentar y la realidad de ellos es estudiar, sin embargo no los pueden privar de las festividades y actividades, es cuestión también de hacer un horario, y organizarse.  Los que pasaron y no deben de ir a presentar, también requieren de un descaso. Estoy de acuerdo que repasar algunos temas de la escuela, sin embargo debe de haber un período de descanso completo, y por lo menos lo que es Diciembre debería de ser totalmente libre.

Cuando ya nos acercamos a Enero, vamos a las tiendas  y esa decoración tan bonita y tan alegre de Navidad ha sido cambiada por los cuadernos y útiles para entrar a clases, eso nos genera estrés tanto para los padres como lo niños y pasan por las cabezas todo lo que implica empezar al año lectivo pero… aún están de vacaciones.

Estar de vacaciones no significa estar sin hacer nada, estar de vacaciones  es cambiar de actividad. Además las vacaciones se pueden aprovechar para muchas cosas. Como: Deporte, hobbie, ayudar en las tareas del hogar y empezar a implementar  cuando empiece el horario lectivo. Incluso en este periodo de vacaciones es recomendable repasar materias o incluso ir a cursos de técnicas de estudio o de repaso, sobre todo para aquellos estudiantes que han presentado algunas dificultades en el estudio.

Es importante comprender que es utilizar el tiempo y no irnos a los extremos, ni  saturar al chico de actividades o aquellos chicos que dicen que están de vacaciones y pasan durmiendo todo el día. Debe de existir un equilibro, además de la importancia de que los padres conozcan la personalidad y características de los chicos, ya que hay unos que pueden requerir  más actividades que otros.

Luego de un  merecido descanso es hora de prepararse para el nuevo año lectivo, a ponerse las pilas y empezar un nuevo proyecto.

 

Dra. Ivannia Calvo G.