En este espacio encontraras diversos recursos de nuestros colaboradores, artículos, notas de ínteres.

Ahora si… llegó el momento de volver a las aulas  y enfrentar las nuevas aventuras y desafíos que  este nuevo año lectivo  nos lleva. Recordemos que el periodo de vacaciones es un tiempo de descanso, un cambio de actividad para cargar baterías y empezar el nuevo año lectivo. El mayor objetivo de las vacaciones es descansar pero también es muy positivo aprovechar para hacer actividades que durante el periodo de clases es pesado realizar.  

Luego de esas vacaciones si debe de existir un periodo de preparación y asimilación para iniciar el nuevo  año lectivo de la mejor forma para ello cito algunas recomendaciones:

1-    Ajustar los horarios: Por lo menos una semana antes  se debe de empezar a ajustar un poco el horario de clases, es decir aproximar la hora de despertarse y la hora de acostarse al igual que las horas de comida.  Esto para ir acostumbrado no solo al cuerpo sino también a la rutina familiar, y recordar el rol de todos los miembros de la familia. El primer día de clases se debe de iniciar mucho más antes, es decir levantarse más temprano de lo acostumbrado, esto para hacer las cosas con calma, ya de por sí el primer día de clases está lleno de ansiedad no queremos generar más estrés por llegar a tiempo. Así que a levantarse más temprano, poner música y hacer una mañana atractiva llena de energía positiva.

2-    Iniciar con  el horario de estudio: Esto significa que se debe practicar o estudiar, sobre todo aquellas materias a las cuales era necesario una repasada.  Las primeras semanas de clase, el trabajo para llevar a casa y de repaso es poco, ya que apenas se están acoplando al nuevo año, sin embargo desde esos escasos días es de gran ayuda disponer del horario de estudio. Es decir durante las horas propuestas para tareas  y estudio se mantienen desde el principio de iniciar el ciclo escolar solo que se aprovechan para repaso. Esto de las horas de estudio es indispensable ya que la rutina de estudio es la que lo convierte un hábito de estudio.

3-     El apoyo y positivismo: Los chicos requieren el apoyo en los estudios sobre todo que sea un ambiente de motivación. Hay padres que se expresan negativamente: “Que cansado de vuelta a clases” , más bien deberían de ser más entusiastas y motivadores. “Ya se asoma este año lleno de esfuerzo y éxitos…aquí vamos”. La forma en que se motive en la casa, es la forma en la que el niño va a iniciar las clases y se va a desenvolver en el trascurso. Si hay unos padres ansiosos los niños serán ansiosos, si hay padres  con pensamientos negativos los niños serán negativos, si los padres desautorizan la autoridad de la escuela, los niños también lo harán. Por eso la importancia del mensaje que les den casa donde están los niños. El positivismo, la tolerancia y es respeto es lo que llevará con éxito a los niños y padres en este nuevo año lectivo.

4-    Controlar la ansiedad y es estrés: Es normal que frente al cambios y empezar el nuevo año  los niños presenten ansiedad y estrés.  Sin embargo si sienten que se está saliendo de lo normal, es mejor consultar a un especialista.  Recuerde que cuando es la primera vez que inician los niños, debe de existir un periodo de adaptación, y es positivo que  lo preparen días antes llevándolo al lugar, hablarle de la escuela y los maestros y por supuesto comprender que requiere de un tiempo para establecer esa nueva rutina.

      La clave está en la organización  tener pensamientos positivos, algo que en definitiva se va a requerir para cada año lectivo son grandes dosis de paciencia que hay que tener con los niños.

Bueno suena el timbre, la primera clase está por empezar….!

 

Dra. Ivannia Calvo G.