En este espacio encontraras diversos recursos de nuestros colaboradores, artículos, notas de ínteres.

Hay momentos en que todos los seres humanos tenemos que enfrentar cambios o tomar decisiones, este es un proceso constante, normal y sano en la vida, ante una situación que causa insatisfacción se debe tomar decisiones y crear acciones.

Pero tristemente, muchas veces el componente motivacional para el cambio es una emoción, que nos dice:

·      “estoy harto”

·      “ya no puedo más”

·      “quiero un cambio”

·      “no me gusta lo que está pasando en mi vida”

·      “quiero que las cosas sean diferentes”

·      “ya no encuentro sentido en lo que hago”

 

Muchas expresiones como estas encierran un fuerte componente emocional de insatisfacción, que es utilizado como el elemento desde el cual posiblemente se vaya a tomar la decisión, y está bien, como un primer momento, en la estructuración de un cambio en la vida, pero, esto no puede ser siempre así.

 

El eje central de un cambio, cuando todo se vuelve profundamente insatisfactorio, si la emoción reina como centro del cambio, es posible que el cambio sea impulsivo, porque el cambio que nace desde una emoción, sin un plan, sin un claro objetivo, sin saber hacia dónde vamos, cómo vamos, rápidamente nos hace perder de forma muy fácil el camino.

 

Un cambio nace en la capacidad primero, de entender qué es lo que pasa, cómo se da, cuál es su origen, esto requiere una interpretación realista, objetiva, pero muchas veces esto no es así, sino que nuestra interpretación es emocional, culpamos a otros de lo que no sucede, encontramos mil justificaciones, no nos sentimos protagonistas de la vida, mucho menos a veces nos sentimos generadores de esa insatisfacción, por tanto, se va ciegos por la vida.

 

Si no hay comprensión, no es posible solucionar la situación, si algo no se entiende, no se integra, y si no se integra objetivamente el cambio se vuelve un absurdo, un sin sentido, tenés que entender primero que para poder resolver, tenés que ponerle nombre a las cosas, para saber qué es lo que estás enfrentando, sin miedo y sin autocomplacencia.

 

Dr. Rafael Ramos

www.rafaelramoscr.com

Oficina: 2290-1517.