En este espacio encontraras diversos recursos de nuestros colaboradores, artículos, notas de ínteres.

Toda relación  humana tiene que tener por contexto el “llevarse bien”, esto se construye a partir de una serie de elementos que no son novedad para ninguno de nosotros:

·      Comprensión, compromiso, cordialidad.

·      Bienestar, buen sentir.

·      Apertura, escucha, solidaridad

·      Amor, entrega.

·      Dar y recibir.

·      Solidaridad, trabajo, apertura para cambiar patrones y emociones negativos.

·      Hacer propuestas.

·      Estar abiertos a la critica constructiva.

·      Orientación a la búsqueda sana del placer.

 

Todo esto en un largo etc, pero si nos detenemos a revisarlo, no hay nada nuevo en esta lista, que podría ser significativamente más grande, además no se reduce a relaciones de pareja, toda esta lista tenemos que aplicarla a relaciones en muchos ámbitos:

·      Relaciones de trabajo: De lo contrario no se podría trabajar en equipo.

·      Relaciones de amistad: Pues si faltan estas características, cómo podremos llamar a alguien amigo.

·      Relaciones familiares: Pues sin ellas, podremos ser familia, pero mentiras que nos van a dar ganas de vernos unos a otros como familia, si estas cosas no se dan.

·      Relaciones sociales: Con los vecinos, con la gente del barrio, con la gente de la pulpería, el banco o  el centro de salud.

 

En fin, creo que todos podeos estar de acuerdo que si las relaciones no se dan en este sentido, con estos moldes, es difícil llamar a cualquier interacción humana como relación.

 

Ahora las pregunta son:

1.    ¿Por qué si usted sabe que esto es básico, lo deja de hacer en su relación de pareja?

2.    ¿Por qué si sabe que esto hace bien, usted hace todo lo contrario con la persona que dice amar?

3.    ¿Por qué trata con más respeto a un desconocido que a su pareja con la que supuestamente hace el amor?

4.    Por qué no darlo todo de corazón?

 

Dr. Rafael Ramos

www.rafaelramoscr.com