En este espacio encontraras diversos recursos de nuestros colaboradores, artículos, notas de ínteres.

Es curioso, como en la vida uno se topa personas, cuyo perfil de requisitos para la vida o para las cosas que se les ponen al frente así tienen una enorme lista de normas y requisitos que les impide disfrutar, lo que hacen de su vida algo cargado de puntos negros en la sábana blanca, además, es muy fácil darse cuenta quienes son, porque piensan más o menos de esta forma:

·      Sí me gustó, pero hacía mucho calor.

·      Está bonito, pero me hubiera gustado en otro color.

·      Me parece que quedó bien, pero creo que se pudo haber hecho mejor.

·      Se agradece el esfuerzo, pero no fue suficiente.

 

En fin, expresiones pueden ser muchas, lo que me llama profundamente la atención es que, si fuera solo un tema de ellos perfecto, está bien, que se ahoguen en su mundo perfecto, lleno de requisitos, y si algo no les gusta y no pueden apreciar y valorar la vida está bien, a fin de cuentas, es su historia.

 

Pero, el problema es que nos hacen pasar a los demás malos ratos, simplemente porque cuando algo no les gusta, a veces y tristemente con mucha frecuencia:

 

·      Se permiten hacerle ver a los demás porque las cosas no están bien.

·      Se encargan de resaltar, lo que, a su criterio, es negativo.

·      Hablan de su insatisfacción recurrentemente.

·      Recurren a imponer su criterio, desestimando el de los demás.

·      Imponen su opinión como que si esto fuera una verdad absoluta.

·      Se vuelven pesados.

·      Todo lo critican.

·      Nunca nada está bien.

 

Éste tipo de personas me hacen pensar dos cosas:

 

·      Una rescato su búsqueda de la excelencia, lo cual es positivo.

·      Por otro lado, que cansado es estar al lado de una persona que nunca ve nada bueno, que no ve las cosas positivas, que no se permite disfrutar el proceso porque siempre vive atrapado en sus normas.

 

Es cierto, no tenemos que ser mediocres, ni tenemos que conformarnos con lo mínimo, pero estar con alguien que es cansado, que tensa y que nos hace pasar malos ratos a los demás sólo causa pereza. Me gustaría que pudieras revisar este otro artículo: http://rafaelramoscr.com/siempre-digo-todo-bien/.

 

Si vos te identificás con este tipo de persona difícil, cuyos requisitos son inalcanzables:

 

·       ¿Por qué no te das la oportunidad de apreciar lo bueno?

·       ¿Por qué no te permitís ver la vida como un proceso de satisfacción?

·       ¿Por qué no te sentis más libre de tus propias ideas?

·       ¿Por qué no dejas que la vida te sorprenda?

·       ¿Por qué no aprendés a ver la vida en sencillo simple?

 

Las complicaciones mentales, solo cargan la vida de peso sin sentido, y la ponen frente a una realidad que puede abrumarnos y agobiarnos.

 

Te dejo esta preguntar: ¿Te animás a ver la vida de forma más fácil?

 

Dr. Rafael Ramos

Oficina: 2290-1517, 2290-1383

www.rafaelramoscr.com