En este espacio encontraras diversos recursos de nuestros colaboradores, artículos, notas de ínteres.

Hay personas que pasan una mala época, uno de los dos decide no continuar, la otra persona, quizá entre en una frecuencia de ruegos, tratando de abrir la posibilidad de que su pareja le diga está bien, continuemos, está bien intentémoslo, y esto sucede, el problema es cuando pasa muchas veces.

Se da entonces, la oportunidad, tu pareja deja claro que está dispuesto o dispuesta a que las cosas cambien, se establece un conjunto de peticiones y expectativas que tienen que ver con tener:

 

  • Una comunicación más efectiva.
  • Hacer cambios en la vida sexual.
  • Romper la rutina.
  • Dejar atrás el mal carácter.
  • Quizá romper con los celos.
  • Modificar los silencios pasivos.
  • Crear un patrón de conducta más cálido y positivo.
  • Crear propuestas y soluciones, no sólo discusiones,

 

En fin, peticiones y áreas de mejora pueden ser muchas, pero resulta que pasan los días, pasan las semanas, pasan los meses, y vos que pediste la oportunidad, asumís un patrón igual o peor.

 

  • Cargado de desinterés.
  • No asumís tu responsabilidad con lo prometido.
  • Tu pareja esta encima, recordándote lo que habías prometido.
  • Tu aporte no se siente.
  • Tus palabras no se traducen en acciones.
  • Tu pareja te dice algo y sacás trapos sucios.
  • Te pones a la defensiva.
  • Te haces la víctima.

 

En fin, te dieron una oportunidad y volviste a hacer exactamente lo mismo, que motivó la propuesta de ruptura, y desde esta perspectiva, lo único que lográs es darle cada vez mayor sustento a la decisión de salir corriendo, de dejarte atrás, porque simplemente la insatisfacción es progresiva y para nada constructiva en tu relación.

 

  • ¿Qué esperabas?
  • ¿Creés que tu pareja estará ahí por siempre?
  • ¿Vos pensás que tu pareja va a seguir creyendo en un discurso cargado de palabras vacías, que hablan de amor?

 

Si pediste una oportunidad, y volviste al mismo patrón que motivó la desilusión antes de esta oportunidad, reconocé que el problema quizá lo tenés vos, si bien es cierto que es un trabajo de conjunto, cuando nos dan una oportunidad esto se tiene que valorar, asumir, porque lo contrario la pareja nunca va a funcionar.

 

Dr. Rafael Ramos.

Ingresá a www.rafaelramoscr.com

Oficina: 2290-1517, 2290-1383