En este espacio encontraras diversos recursos de nuestros colaboradores, artículos, notas de ínteres.

Una relación de pareja es un conjunto de dos individuos, que tienen dos formas de ver la vida y de pensar, sobre un mismo hecho, puede haber dos perspectivas opuestas o muy diferentes, pero que no tienen que ser objeto de conflicto, sino de negociación.

 

El reto de una relación, es poder desarrollar la capacidad de pasar por encima de las diferencias, para que puedan juntos, asumir acuerdos desde la posición o el argumento más razonable en beneficio de ambos, no desde el capricho emocional sin sentido.

Pero cuando en este proceso de negociación, en medio de las diferencias, uno de los dos suele:

  • Imponer su criterio, sin argumento.
  • Justificar su actitud, en lugar de proponer cambios.
  • Problematizar las diferencias.
  • Criticar, sin proponer.
  • Comprometerse. sin hacer.
  • Hablar, sin escuchar.

Las cosas se ponen cuesta arriba, y para la otra persona o para ambos, se vuelve cansado, porque este perfil de oposición y complicación, progresivamente va creando agotamiento emocional, va consolidando una fuerte sensación de frustración, que desencanta y distancia a la pareja

El riesgo que esto tiene es que progresivamente las consecuencias pueden ser muchas, algunas de ellas son:

  • La comunicación se vuelve explosiva.
  • Se anula la comunicación afectiva.
  • La expresión de afecto se ve disminuida.
  • Se crean distancias sexuales.
  • Se pierde la capacidad de entretenimiento.
  • Se sostiene un perfil de irritabilidad.
  • Se disparan las posiciones caprichosas.
  • Se pierde la fe el uno en el otro.

 

Cuando el agotamiento emocional forma parte del día a día de una relación, hay que detenerse y trabajar, en dos grandes ejes:

  • Primero, hacer un examen individual y reconocer si las actitudes y posiciones asumidas ante los conflictos en la relación, lejos de ayudar, crean cada vez una carga emocional más negativa y severa, porque si no se cambia desde adentro, es difícil que la interacción sea sana.
  • Segundo, ambos tienen que permitirse, con humildad y respeto, convertirse en colaboradores, copartícipes en la búsqueda de soluciones, pues si esto se transforma en un campo de batalla, la relación deja de tener sentido.

El agotamiento emocional, es el resultado de posiciones, a veces excesivamente individualistas, que en nada contribuyen al bienestar emocional de una relación.

Si vos decidiste estar en una relación, y le diste paso a la complicación, tu propuesta de amor, estar a tu lado, pierde sentido, esto puede ser modificado, cuando nos permitimos sanarnos desde adentro.

¿Estas dispuesto a emprender el camino del cambio que te hace crecer?

 

Dr. Rafael Ramos

Ingresá e inscríbete en: www.rafaelramoscr.com

Oficina: 2290-1517, 2290-1383