En este espacio encontraras diversos recursos de nuestros colaboradores, artículos, notas de ínteres.

Frente una decisión, muchas veces se busca un criterio, una idea que le sustento, soporte, sentido, contenido, a aquello que queremos decidir.

Este proceso, nos pone muy frecuentemente, frente la contradicción, frente a la duda y el miedo, y pensamos de esta forma:

  • “es que no sé”
  • “quiero, pero no se sé”
  • “sé que lo tengo que hacer, pero no sé”

Podríamos considerar normal la duda, todo cambió supone un proceso de toma decisiones, implica cambios, que generan dudas, y puede ser de alto riesgo decidir basado solo en emociones, pero no nos podemos quedar ahí

Toda decisión debe implicar un beneficio emocional, financiero, social, paz, tranquilidad, serenidad, entonces, el proceso de toma decisiones tiene que responder algunas preguntas muy sencillas:

  • ¿Por qué quiero hacer este cambio?
  • ¿Cuál es la necesidad que motiva el cambio?
  • ¿Qué beneficios podría traer este cambio?
  • ¿Que recursos tengo para hacer efectivo el cambio?
  • ¿El cambio sería permanente o temporal?
  • ¿Las dudas que tenés, qué las origina?

Algo tan sencillo como esto, puede orientarnos a la toma de decisiones, otro ejercicio, que se puede hacer es, tomar papel y lápiz, hacer dos columnas, poner en una los pro y los contra de no hacer el cambio, en la otra los pro y los contra de hacer el cambio, y hacer un balance objetivo, lo que aporte más beneficios, es lo que hay que hacer. Este artículo te puede ampliar nuestra reflexión: http://rafaelramoscr.com/evadir-vs-asumir-compromiso-personal/.

El tercer ejercicio, es una vez hecho el análisis, sea por respuesta a las preguntas que te pongo acá, o el análisis de las columnas, es confrontar con alguien que nos pueda aconsejar, orientar, y dirigir, para la toma de decisiones respecto a este cambio ,el consejo de un tercero siempre puede ser un elemento positivo para evitar las dudas y los miedos.

Una vez hecho esto, se valora si el cambio debe darse o no, si este cambio trae beneficios, para llegar a lo más importante, planificar el cambio, definir las acciones, definir las estrategias para pasar a la ejecución.

Para que nuestra reflexión no se quede en puras ideas sin sentido, el cambio siempre será positivo, toda vez que nos permitamos hacer las cosas bien, como todo proceso, hay que darle tiempo al cambio, para que el beneficio se experimente, pero la idea fundamental de cualquier cambio en la vida es procurar siempre estar mejor.

Así que te animo hacer este análisis y tomar tus decisiones.

 

Dr. Rafael Ramos 

www.rafaelramoscr.com