En este espacio encontraras diversos recursos de nuestros colaboradores, artículos, notas de ínteres.

Esta definición que se ha vuelto profundamente popular, y extendida, con la que no estoy en desacuerdo en el fondo, porque creo que si una relación se construye en el amor decisión en ella pesan muchos elementos, pero hay factores que usamos para tomar decisiones que no pueden formar parte de la motivación para estar en una relación.

  • El amor es una decisión cuando por encima de todas las obligaciones que tenemos una persona decide priorizar su relación de pareja en un buen balance con sus otras actividades.
  • Ante la posibilidad de estar con cualquier otro ser humano, una persona elige a otro u otra, a partir de una valoración, en principio positiva, lo que lo lleva a quedarse con esa persona en específico.
  • También se puede decidir estar con alguien porque hacemos un análisis integral y nos resulta conveniente, sano, beneficioso, estar con esta persona, porque no implica dolor, anulación, etc.

Desde estos ejes, creo que el amor es una decisión, toda vez que se haga un balance constructivo que promueva el bienestar personal y el de la pareja, pero recordemos que el amor es una decisión que implica muchas decisiones por ejemplo:

  • El perdón es una decisión, cuando se perdonan situaciones a partir de la transformación de esa conducta o esa situación que causa dolor ahí se puede seguir amando. Esto es amor decisión, si no es amor anulación, ósea no es amor.
  • El amor es una decisión cuando se deja el orgullo, la intransigencia, ceder en todos aquellos aspectos poco constructivos, si es así, se puede amar. Usted y yo podemos decidir ser la mejor versión nosotros mismos para estar mejor, esto es parte de las decisiones del amor para con los demás, que por supuesto se nutre en el amor hacia sí mismo.

Pero a veces llamamos amor decisión al estar con alguien a cualquier costo por encima de todo sin consideración razonable. Tenga claro, si esta relación le roba la paz o lo pone en una situación de indignidad emocional ¿Qué hace ahí? ¿Qué se esta haciendo?

  • Pienso en aquellas personas que conscientes de los múltiples problemas que no se resuelven deciden seguir ahí, según ellos por amor, cuando en realidad es por miedo a enfrentar la decisión.
  • Pienso en las personas que son objetivamente infelices, porque saben que la relación no funciona, hay procesos que lejos de construir paz crean incertidumbre y siguen ahí, porque no saben cómo confrontar dicha situación.
  • Hay personas que dicen amar a pesar de, ósea asumen el dolor, la angustia, la tristeza, se convencen así mismos que están ahí por amor, esto lo respeto, pero ¿Realmente es sano? Esto nunca será amor.

Yo no creo en ese amor decisión que nos dice:

  • Hay que luchar.
  • Hay que darlo todo.
  • Hay que sacrificarse.
  • Hay seguir. ¿Se puede perder el tiempo que tenemos con una persona que no nos valora integralmente lo que somos?

Si la realidad es tóxica, decidir estar si ahí, quedarse ahí, no lo podemos relacionar con el amor, se puede relacionar con múltiples cosas: problemas de autoestima, miedo, dependencia, etc,  pero no por amor.

Si una persona decide amar a alguien sin considerar el daño que le causa entonces:

  • Debería decidir mejorar estar solo o sola, para sanarse.
  • Tendría que analizar su historia.
  • Decidir corregir esos conceptos de amor que son tóxicos.
  • Una persona debería decidir tener un enfoque realista, darse cuenta que sufre, así definir ¿Qué cosas le causan daño?
  • Debería observar las tristezas profundas, reconocer su origen y entonces cuestionarse si vale la pena.

Ese amor decisión que está asociado a aguantar, sacrificarse, negarse a ver la realidad, adolece de sentido común, se nutre de nuestras tristezas profundas, y perpetúa patrones de nostalgia que son improductivos, esto no es sano.

 

Dr. Rafael Ramos

www.rafaelramoscr.com

Oficina: 2290-1383 2290-1517