En este espacio encontraras diversos recursos de nuestros colaboradores, artículos, notas de ínteres.

De aquí al final del año un reto importante para poder mejorar y modificar mucho de lo que nos toque enfrentar en la vida es ponerles el nombre a las cosas tal y como estas son. Creo que esto es una virtud maravillosa, poder definir por nosotros mismos, cómo nos afecta algo en nuestros procesos de desarrollo personal, es vital para marcar una ruta de vida, sobre todo la ruta del crecimiento personal.

En el amor, creo que si una persona sabe ¿Qué no le hace bien a su pareja? Entonces o modifica su conducta y establece un patrón positivo de relación o simplemente no debería estar en una relación. Uno no está en una relación para fastidiar, molestar, se está para crecer y pasar la bien.

En el amor, si uno está con una persona difícil y complicada, que se niega a resolver y modificar, entonces no hay nada que se pueda hacer, por qué pasarla mal, esperando que otro ser humano mejore, no cabe. En el amor las cosas como son, no se puede estar en una relación si sólo uno de los dos hace las cosas bien.

En el amor, la comunicación positiva, sana y constructiva, no se negocia, es una condición básica. Si uno de los dos es gritón, feo, complicado, crea relaciones disfuncionales. O se aprende hablar y actuar bonito o se va por mal camino, una relación funciona bien o funciona mal, pero a medias no sirve.

En el amor, las cosas como son. Tiene que haber perdón, compromiso y escucha, pero perdón como proceso de transformación, perdón como proceso de conciliación interna, es decir la persona individualmente se compromete a mejorar todo aquello que cause fastidio, la otra persona se compromete a dejar de sacar los trapos sucios una y otra vez, si se lavó la ropa, se tendió, se secó,  se acomodó y se guardó entonces no hay nada más que reclamar.

En el amor, las cosas como son. Se trabaja para ser creativos, evitar que la rutina nos atrape, tener la mente abierta para el bienestar. Si una persona va a estar en una relación, y se va a convertir en un mueble, en una piedra, que no se mueve, si es tan abierto como una ostra en una fosa marina, no sirve. En el amor las cosas como son, se requiere apertura para que haya sanidad emocional.

Lo que quiero plantear es que todos y todas sabemos lo que significa estar bien, y lo que significa estar mal, lo que significa hacer las cosas bien, lo que significa hacer las cosas mal, así que yo creo que en el amor las cosas como son, o lo hacemos de forma que podamos disfrutar las cosas, o no sirve la relación.

 

Dr. Rafael Ramos

Te invito a formar parte de mi blog: www.rafaelramoscr.com