En este espacio encontraras diversos recursos de nuestros colaboradores, artículos, notas de ínteres.

Es una consulta frecuente en terapia escuchar frases como estas:

  • “ya no tenemos sexo”
  • “las cosas ya no son como antes”
  • “hemos perdido la pasión”
  • “nuestra vida sexual es aburrida”
  • “ya no me genera nada”
  • “cuando mi pareja me toca siento feo”
  • “renuncio mi vida sexual”

Tristemente muchas de estas cosas las escuchó con muchísima frecuencia, pero lo interesante es que las personas llegan culpando a la relación, hablan de la pérdida de su vida sexual como el gran problema, y si les digo que este no es el problema.

Lo que nos lleva esto no es la pérdida de la atracción, en algún momento, en algún punto de nuestra historia como pareja, cerrábamos los ojos y fantaseamos con comernos vivos, con que los minutos fueron eternos, que las horas no se acabaran

  • Pero ¿Qué nos pasó?
  • Creo que cuando nuestra vida sexual falla, es por que han fallado las motivaciones.
  •  Creo que cuando nuestra vida sexual falla, es por que han fallado las estructuras de comunicación.

No es teniendo más sexo como se arregla este tema,  hay que hacer un análisis de fondo, pues la vida sexual es un reflejo:

  • De nuestra vida afectiva.
  • De nuestro estilo relación.
  • De nuestros patrones de comunicación.

Cuando en la vida de una pareja hay ausencia de detalles y de calidez, el sexo se muere, o se enferma de forma crónica.

Cuando la vida sexual es tan aburrida, esta casi muerta, usted sea detenido a pensar en lo siguiente:

  • ¿Cuántas veces ha salido a cenar con su pareja en el último año?
  • ¿Cuantos detalles tiene?
  • ¿Con qué frecuencia usted le presta atención a su pareja?
  • ¿Hacen cosas juntos?
  • ¿Le da tanta importancia su pareja como se la da a su trabajo, a sus amigos?
  • ¿Sigue riéndose con ella o con él?
  • ¿Tiene paciencia?
  • ¿Controla su enojo?
  • ¿Han sido capaces de resolver los problemas que los han distanciado?

Entonces, si su respuesta a todas estas preguntas y muchas más que tengan que ver con calidez, acercamiento afectivo son negativas, o en la calificación no es buena, realmente tiene dudas del por qué su vida sexual se vino abajo.

Los seres humanos no sólo son los carne y cuerpo, no basta con tener buenas formas o resultarnos atractivos mutuamente, es en el estímulo positivo, es en el sentirse amado y deseado, buscado para compartir, para reírse, para disfrutar, para pasar tiempo juntos, que el deseo de estar en la cama se mantiene activo.

Es cierto puede ser que se añore el sexo, pero no será que su pareja también  añora:

  • A ese hombre, a esa mujer que en alguna etapa de la vida fue significativamente cálida, cálido, sensible.
  • Se añora a aquella persona que le hacía creer que la vida a su lado sería maravillosa, pero no, se transformó en un ciclo de tensiones que causan tristeza, dolor, pereza.

Antes de pensar en sexo revise sus acciones, para recuperar la vida sexual, hay que trabajar en:

  • El perdón.
  • En la escucha humilde.
  • En dejar las discusiones tontas.
  • En retomar la creatividad.
  • Volver a ser amigos.
  • Volver a conquistarse.
  • En el compromiso de cambio.

 

Dr. Rafael Ramos A.

www.rafaelramoscr.com