En este espacio encontraras diversos recursos de nuestros colaboradores, artículos, notas de ínteres.

En una relación de pareja el tiempo debe ser un espacio muy bien administrado, en principio cuando dos personas deciden estar juntas, es para compartir, disfrutar, pasarla bien, esto sólo se logra cuando hay una sana distribución del tiempo:

·      Cuando en una relación uno de los dos decide que no tiene tiempo para la pareja, que está muy ocupado, que no tiene espacio, no puede priorizar correctamente, no sabe o se resiste a distribuir el tiempo con su pareja, ¡Cuidado! Se va por mal camino.

·      Cuando el espacio de la pareja está supeditado a la agenda de solo de uno, y esto se impone como una regla, como una norma general, es una relación desbalanceada, que va a crear múltiples reclamos.

 

·      Cada uno debería tener la sensibilidad, para analizar su agenda personal y poder definir si le está dando espacio o no a la pareja, a veces podría no funcionar por múltiples ocupaciones, cosa normal, pero ésta no puede ser la tónica de una relación.

 

Ante esto, lo único que queda de frente, es permitirse hablar, negociar, comprometerse, para que el esquema de tiempos pueda ser funcional y satisfactorio para los dos.

 

Pero, si alguno se niega a modificar y cambiar su espacio personal, dejando a la pareja en último lugar, o si hay resistencia al cambio, lo que se hace es rogar, cosa que no es parte del amor.

 

El tiempo debe nacer, surgir, como una expresión del amor, respetar los espacios de pareja es una expresión sana, que le da cuerpo el compromiso y a la elección de pareja, tener conciencia de que hay que sacrificar espacios personales para disfrutar la vida de pareja es vital.

 

Pero si alguno de los dos se resiste a ver esto, a asumir un compromiso concreto, y real, cuidado con rogar, porque esto podría ser humillarse, es autodescalificante y es profundamente doloroso sentirse que no somos prioridad en la vida de la otra persona.

 

·      ¿Cómo está tu balance de tiempo?

·      ¿Priorizás tu vida de pareja?

·      ¿Le das el lugar que esta persona se merece?

·      ¿Te has dado cuenta que la otra persona decidió donarte la vida por tanto tenés que valorarlo?

·      ¿Sos responsable con a los acuerdos de la pareja?

 

Si no administrás bien el tiempo, el amor progresivamente puede morir.

 

Dr. Rafael Ramos

www.rafaelramoscr.com

Oficina: 2290-1517.