En este espacio encontraras diversos recursos de nuestros colaboradores, artículos, notas de ínteres.

Blog

TE AMO, SI, porque

Vale la pena, porque comprendes mis miradas.

Vale la pena, porque tus abrazos son reparadores.

Vale la pena, porque señalas mis errores con amor, esto lo transformo en motivación para el cambio

Vale la pena, porque te veo conectado con mi corazón, no con mi cuerpo, esto hace que por vos sienta un enorme deseo.

Vale la pena, porque te ríes conmigo no de mí, esto me hace sentirme una persona respetada y apreciada

Vale la pena, porque escuchas mis peticiones, por que logramos sanas negociaciones.

Leer más...

Te deje de amar porque:

Tu forma de amar es inmadura, cambiante, inestable y dolorosa.

Me canse de tus silencios fríos y tus caras largas.

Ya no quiero sentir miedo de tus reacciones.

No estas abierto a escuchar explicaciones, siempre me topo con tus justificaciones.

Estoy agotado de esperar que cambies, esto no va a pasar, el error fue pensar que esto iba a suceder.

Leer más...

Ser indispensable para la empresa

Hoy en día muchos colaboradores se llegan a sentir indispensables para la empresa en que laboran, a tal punto que ellos no ven a la empresa avanzando sin ellos formando parte de la organización.

En cierta manera esto puede ser real, pero sólo por un periodo determinado de tiempo, los seres humanos somos seres de costumbres y como tales convertimos de alguna manera a las empresas en lo mismo, organizaciones de costumbres y es por ello que la ausencia de una de sus partes (colaborador) puede resultar entorpecedora mientras el reemplazo o la misma organización se reacomoda.

Lo realmente peligroso de este sentimiento de ser indispensables es que este hace al colaborador entrar en un área de confort de la cual no se quiere mover, por razones obvias, y va poco a poco perdiendo el interés de aportar a la organización para no autogenerarse más responsabilidad que le pueda sacar de su confort.

Leer más...